INICIO

config

La gran familia de la Casa Grande de Martiherrero se ha unido este jueves para celebrar, un año más, su fiesta de fin de curso. Pero la de este año es una fiesta muy especial. Porque sirve también para rendir homenaje al 'abuelo Chuchi'. Detrás de este cariñoso nombre no se esconde otro que nuestro Obispo Don Jesús, que ha recibido con mucha ilusión y gratitud el cariño que todo el mundo siente por él en el Centro de Educación Especial 'Santa Teresa'. 

Mons. García Burillo ha empezado la mañana celebrando una Eucaristía junto al también obispo y gran amigo José Luis Retana (anterior director del centro), que ha definido al obispo de Ávila como "un padre". Tras la ceremonia, don Jesús ha recibido regalos tan originales como la 'fofucha' que de él mismo ha realizado Luisa, alumna del colegio. "Mira, si tiene el solideo y las gafas", ha dicho el Obispo. Después, la actuación de los títeres de La Casa Grande (con la puesta en escena de la vida de Santa Teresa), y las voces del coro del centro (que invitaron a subir a Don Jesús al escenario para que cantase con ellos la última de las canciones), pusieron el broche a una mañana emotiva, que concluyó finalmente con la tradicional paella en los jardines del centro.

(Marta Martín / Redacción)

DESTACADOS

REDES SOCIALES

   

ENLACES RÁPIDOS

 

 

AGENDA

NUESTRA IGLESIA

DONO A MI IGLESIA

HOJA DIOCESANA

BOLETIN OFICIAL

POR TANTOS

MULTIMEDIA

  1. VIDEO
  2. AUDIO

IMAGENES

Loading…
  • 0
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4